Aplicación rápida y fácil inspección



Un recubrimiento completo de protección anticorrosiva, galvanizado por inmersión en caliente, puede ser aplicado en minutos; mientras que un sistema de 4 capas de pintura requiere de una semana.

El acero galvanizado por inmersión en caliente simplifica la inspección del acabado protector. La naturaleza del proceso es tal que se observa un recubrimiento continuo y uniforme.