Bajo costo de mantenimiento



Es un gran error el tener en cuenta solamente el costo inicial de protección de una construcción de acero, de modo que para conocer el costo económico real, es necesario considerar los siguientes gastos:

• Gastos indirectos producidos por interrupción del servicio. 

• Gastos de conversión, que incluyen una elevada proporción de mano de obra que aumentan cada vez más en relación con el costo inicial. 

• Gastos por la limpieza necesaria antes de restaurar la protección. 

Con la protección anticorrosiva del galvanizado, eliminamos todo lo anterior. La galvanización por inmersión en caliente ha demostrado ser un sistema protector de bajo costo de mantenimiento.