Gran dureza y resistencia



El proceso de galvanizado pro inmersión en caliente, produce una reacción entre el zinc y el acero que da lugar a una formación de capas de aleación del zinc-hierro, unidas metalúrgicamente al acero de base. Por encima de estas aleaciones existe una capa externa de zinc prácticamente pura que se forma al solidificar el zinc arrastrado del baño.

El galvanizado por inmersión en caliente, evita la corrosión del hierro y el acero, por los 2 mecanismos siguientes:

a) Proporcionando un mejor recubrimiento aislante y protector muy duradero, formando un zinc metálico y aleaciones de zinc, el cual está unido metalúrgicamente al hierro o al acero de la base.

b) Por un efecto d eprotección catódica, también llamado de "sacrificio", el zinc se corroe muy lentamente y con preferencia al hierro o acero de acuerdo a la serie galvánica.